¿Adónde va el Comercio Justo?

Etiquetas

, , , , , , , ,

Conozco lo que es el comercio justo desde hace tiempo, pero en la práctica del consumo personal, no he seguido un hábito regular, si no que más bien me he limitado a momentos y épocas del año concretas y algún que otro encuentro grupal en el que hemos optado por incluir en el menú este tipo de productos. Pero todavía no lo he incorporado como hábito regular. ¿Por qué? ¿El precio? ¿Puntos de venta? ¿incertidumbre ante  el alcance y los efectos? … Una combinación de todas ellas. Sobre todo de muchas dudas. Entre ellas una de las más importantes, la que da título al libro de Esther Vivas y Xavier Montagut “¿Adónde va el comercio justo? Modelos y experiencias“.

Desde Xarxa de Consum Solidari , que es la línea que marca la postura del libro, se defiende un comercio justo que va desde el productor hasta el consumidor final, teniendo en cuenta a todos los actores, haciendo hincapié no solo en la importancia de las relaciones Norte-Sur, si no en las relaciones Norte-Norte y Sur-Sur.

Desde que el comercio justo empezó su andadura, el número de tiendas y organizaciones (en España es mayor el número de las no importadoras frente a las que sí lo son), las ventas, el voluntariado y la percepción por parte de la población han ido en aumento. Aún así, el libro concluye una serie de puntos débiles: la baja comunicación y cooperación entre organizaciones del Norte; la poca consideración a futuro de la vinculación con movimientos sociales por parte de las organizaciones; y la desinformación de las personas consumidoras y su sentimiento más de financiadores que de parte activa del movimiento.

Al mismo tiempo el movimiento de CJ ha ido evolucionando hasta convertirse en algo complejo y muy diverso. De ahí la importancia de matizar. Existen diferentes tipos de organizaciones que trabajan con productos de comercio justo de manera diferente: distribución y venta en grandes superficies, descuentos, utilización de sellos de certificación….. ¡la cosa se complica!

El modelo que defienden Esther Vivas y Xavier Montagut en el libro, es el de un comercio justo que garantice la equidad en los intercambios, en todos los puntos de la cadena comercial. Y aquí es donde entran en debate tanto la venta en grandes superficies como los sellos de certificación. La Fairtrade Labelling Organizations Internacional (FLO) es la organización internacional encargada de la certificación de los productos de comercio justo. Esta certificación ha sido objeto de múltiples críticas debido a que ciertas multinacionales lo han utilizado para certificar alguno de sus productos. Esto es así porque el sello FLO se basa únicamente en los criterios de producción y condiciones de trabajo en el Sur, y no a la(s) transformacion(es) que se dan hasta que el producto llega a manos del consumidor final. Nestlé, Starbucks o McDonalds lo han utilizado para certificar alguno de sus productos. Por un lado, los defensores del sello afirman que es una manera de transmitir al consumidor confianza y transparencia hacia el producto, y hacer que éste llegue a más consumidores por las vías de grandes superficies. Por el otro lado están quienes piensan  que el sello FLO desvirtúa el espíritu transformador del CJ, permitiendo que empresas (multinacionales) con prácticas más que dudosas en cuestión de DDHH y medioambiente incluyan entre su amplia gama de productos alguno de CJ. ¿CJ = Paternalismo/Marketing con causa/limpieza de imagen?

¿Son excluyentes la construcción de un movimiento social y una operativa comercial insertada en un sistema capitalista? ¿Pueden los máximos promotes y beneficiarios de un modelo comercial injusto convertirse en actores de transformación social? ¿Pueden los volúmenes de ventas medir la evolución de la conciencia colectiva del Norte? Seguramente, NO.

5 años después de su publicación salió esta revisión que indica que están surgiendo alternativas al sello FLO, (Espacio por un Comercio Justo) a favor de certificar a las organizaciones frente productos individuales.Pero además sigue haciendo hincapié en los retos del CJ:

  • Más información sobre el impacto del CJ en los países del Sur, que indiquen el nivel de desarrollo de los mismos.
  • Promover cambios en las políticas frente a  ganar espacios de mercado.
  • Un CJ que incremente los proyectos de cooperación.
  • Una incidencia política mayor, frente a la poca y parcial actual.

Pues bien. Cuando comento algo sobre productos de comercio justo muchas veces me veo soltando un discurso paternalista del estilo “una chocolatina hoy, una niña que comerá mañana”, como si el CJ en sí fuese un parche, una isla en medio del sistema imperante. Y por eso buscando información encontré este libro, a través del que sinceramente creo que son necesarias otras reglas, otro comercio que no se rija por la maximización de beneficios por encima de todo. Un CJ que se oponga a que grandes multinacionales, que se rigen por ésto, no vendan un producto certificado para limpiar su imagen. Un CJ más transformador y no tan comercial.   Pero, ¿cómo hacerlo? ¿Alternativa total al margen del modelo actual? ¿Productos de Intermón Oxfam en los supermercados? ¿Cómo incluir el CJ como hábito y saber cómo transmitir el espíritu transformador del mismo? Dudas100% …. Y como veo que me estoy extendiendo demasiado… dejo la búsqueda de información y mis cavilaciones para el próximo post. 😉

* Imagen de Opcions


Enlaces de interés

* Entrevista a Esther Vivas y Xavier Montagut
* En el comercio justo no todo vale
* Imagen de sello FLO ciudadredonda.org –> Comercio Justo en el super
* No somos hormigas
* Cómic “Zer da bidezko merkataritza” (disponible en otros idiomas)
* Otros enlaces de interés

La educación prohibida

Etiquetas

, , , , , ,

La película/documental “La educación prohibida” invita a la reflexión sobre el actual modelo de enseñanza. En él se recoge el testimonio de muchas personas vinculadas al ámbito de la docencia y la pedagogía. Y aunque en ocasiones resulte algo lento, merece la pena dedicarle un tiempo.

He leido críticas acerca de este documental, sobre el hecho de que muestra un perfil muy autoritario del profesorado, o que presenta la escuela libre y la pedagogía Waldorf como “solución”, dedicando gran parte del documental a opiniones de personas vinculadas a escuelas con este tipo de metodología. Sin entrar mucho en este tema, aunque en parte creo que no deja de tener cierta razón,  os dejo algunas de las frases que he ido recogiendo y la idea/tema de debate que más me ha llamado la atención y me gustaría destacar:

  • Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo.
  • La materia que se imparte en el aula es materia estática, que no tiene movimiento. El aprendizaje actual es preventivo: “algún día lo podrás necesitar”.
  • Estudia, para ser alguien en la vida.
  • Los objetivos han de ser medibles –> calificaciones. ¿Un número que defina incluso la calidad de persona que eres?
  • La estructura educacional se basa en la competencia, el individualismo y el materialismo. Genera conflictos a nivel cognitivo: cada vez que hay perdedores hay alguien que se siente “feo”.
  • Todo el mundo habla de paz pero nadie educa para ello. Se educa para competir.
  • Los valores se discuten como contenido.
  • ¿Educar la emoción de los niños? Emoción = palabra extraña.
  • Modelo educativo que se extendió desde Prusia. Objetivos: Formar trabajadores útiles para el sistema. Perpetuación de la cultura.
  • Los contenidos educativos no los prepara un educador/ra, los determinan personas administrativas. ¿Educación administrativa?
  • Pocas horas de atención a alumnos vs muchas horas de enseñanza en clase.
  • Grupos homogéneos + contenidos homogéneos = resultados parejos. No responde a necesidades e intereses individuales. No preocupa la persona como ser humano.
  • No podemos vivir sin saber relacionarnos. La importancia de la inteligencia emocional. Profesores que motiven.
  • Todo lo que nos rodea influye en nuestro aprendizaje / educación. ¿Qué ambiente se le ofrece al niño/niña? ¿Cómo incentivar la creatividad?
  •  Estudiar no es un arte de consumir ideas, si no de crearlas y recrearlas.
  • La propia motivación es lo que hace que te desarrolles.
  • Los seres humanos como especie, somos iguales. Pero social y culturalmente no, y eso no lo ha entendido la escuela. Los ritmos de aprender, las maneras de relacionarse y las capacidades no son iguales.
  • Muchas veces la diversidad se confunde con enfermedades (hiperactividad…?) ¿Cómo valorar la diversidad si ni siquiera la entendemos como adultos?
  • Tenemos miedo al cambio, a ser uno mismo, a amar…
  • El CI mide la inteligencia de forma lineal. Las calificaciones miden los rendimientos en algunas condiciones. El ser humano es un todo y requiere de una visión global, educación integral y educación holística.
  • La tendencia actual es dirigir la actividad del niño. Se acostumbran a una directividad: qué hacer y cómo. Existe una falta de participación activa.
  • La persona docente no tiene que tener la intención de enseñar en todo momento.
  • La educación la prohibimos todos.
    (Vaya lista me ha quedado! Y eso que he intentado reduciiir…)

A mi juicio si existe una distancia docente entre transmitir contenidos y hacer lo mismo con los valores, capacidades y emociones. Recuerdo pocas y pocos profesores que me hayan motivado, más allá de la materia que impartían. Pasamos demasiado tiempo de nuestra vida formándonos (solo con la etapa del colegio es bastante tiempo) y creo que es muy importante memorizar ciertos contenidos, pero mucho más aprender a desarrollarlos, relacionarnos, detectar y potenciar las habilidades desde la infancia. ¿Se achaca esto al sistema educativo o al modo de impartir y relacionarse de cada docente, al margen de la materia que enseñe?

Mucho se oye hoy en día de la inteligencia emocional y el coaching, de liberar el potencial de las personas, pero en su edad adulta. ¿Es esto un síntoma de que hay algo que falta de “educar” en edades más tempranas?

Y por último… ¿en todo espacio docente no se debería promover un pensamiento crítico? ¿es esto responsabilidad única del modelo educativo?

La fórmula, desde luego, no es tan sencilla. ¡El debate está abierto!

Obsolescencia programada: Electrónica de usar y tirar

Etiquetas

, , , , , , , , ,

– Se me ha estropeado la entrada de auriculares de este móvil, ¿Cómo lo ves?
– Mmmm Te va a salir caro, casi que mejor te compras otro. Además, es una buena oportunidad para cambiar esta patata que tienes por móvil.
– Ya bueno, pero yo es que para lo que lo uso… llamadas, musica, mensajes…. está bien. Y la batería me dura eones.
– ¿Estás de guasap?, no seas tontx. Mejor que te pilles uno con tropecientas aplicaciones maravillosas que te van a facilitar mucho la vida, y una tarifa de datos, que marca la diferencia entre estar conectado al resto del mundo o no. Y de paso, con el cambio de compañía ¡te sale tirado!

* Y dicho y hecho. Un móvil y un cargador viejo más en el cajón.

Obsolescence

Aunque algo exagerada, éstos son algunos de los comentarios que más he podido escuchar. Y no es que me haya obcecado con la idea de no cambiarme a un smartphone por el simple hecho de que sea lo que ahora impera y sea muy sencillo de conseguir. A mi todavía me funciona. Y bien. (Me impresiona la habilidad de la gente para cambiarse de compañía, negociar, y conseguir móviles nuevos para toda la familia y puede que alguno para revender. Yo para eso no valgo.) La cuestión es que las compañías juegan su juego y nosotros también tenemos todo el derecho a hacer lo mismo. Pero aunque no lo veamos hay mucho detrás de nuestro consumo. Veamos…

Si la tecnología avanza cada vez más, ¿cómo es que las cosas se estropean antes y/o duran cada vez menos tiempo? Porque responde a una cuestión comercial, más que puramente tecnológica. Y es que es necesario establecer la vida útil de los productos de esta manera, para asegurar y mantener constante la producción y el consumo que impera. El problema es que este modelo es insostenible, viviendo como vivimos en un mundo de recursos finitos. Y esta manera de producir reduciendo la vida útil de los bienes de consumo para aumentar, así, los ingresos es lo que se conoce como obsolescencia programada o planificada. Queda muy bien explicado en El documental “Comprar, tirar, comprar” del canal 2 de TVE.

PRODUCCIÓN
La mayoría de los productos electrónicos que consumimos llevan coltán, uno de los mejores conductores de electricidad, del cual el 80% se encuentra en la República Democrática del Congo. Se trata de un mineral que ha derramado mucha sangre y cuyo valor ha financiado la guerra en ese país. No parece que haya voluntad política para cambiar esta situación, denunciada por la ONU y múltiples ONG, entre otras.

Greenpeace es una de las que se ha sumado a la preocupación por la electrónica verde llevando a cabo guías y estudios de diferentes compañías de productos electrónicos, que recogen sus practicas y políticas de reducción del impacto ambiental, producción ecológica y sostenibilidad.

Algunas de las empresas del Ranking de Greenpeace en tema de electrónica verde: (llama la atención que la primera en el ranking se acerque mucho a un aprobado raspado)

1. HP (5.9/10)
2. DELL (5.1/10)
3. NOKIA (4.9/10)
4. APPLE (4.6/10)
[…]

GESTIÓN DE LOS RESIDUOS

Lo único que necesitamos tirar es esta mentalidad obsoleta de todo a la basura. Annie Leonard

A través de “The Story of Stuff”, Annie Leonard nos explica el ciclo de vida de los productos electrónicos, y la gestión de los residuos.

Y es que aún hay que avanzar bastante en reciclaje, la mayoría de los residuos electrónicos terminan a kilómetros de aquí, especialmente en Asia y  África, formando grandes vertederos de ciberbasura (no poco contaminantes, la verdad).

<algunasDeLasPreguntasQueMeHago>¿La obsolescencia programada nos ofrece productos nuevos con nuevas prestaciones o simplemente son el mismo producto “retocado” (más potencia, tamaño…)? ¿Dónde está el límite para reducir la vida útil de las cosas? ¿Hay otras maneras de producir, distribuir y consumir productos más éticos o respetuosos con el medio ambiente? ¿Reparar antes de sustituir el producto? Y en caso de sustituirlo, ¿Cómo incidir en alternativas más respetuosas social/ambientalmente? ¿Cómo/dónde reciclar? ¿Alternativas a la gestión de los residuos, sobre todo los electrónicos? ¿Qué grado de responsabilidad tenemos como consumidoras?
</algunasDeLasPreguntasQueMeHago>

** Referencias y enlaces de interés
– ¿Podremos consumir productos electrónicos éticos?
– Diseño Social: Alternativas a la obsolescencia programada.
Historia de la obsolescencia programada
– La corta vida de los teléfonos móviles, un modelo de producción insostenible
– Congo. El negocio maldito del coltán
Qué se hace con los metales más valiosos de los móviles
– Greener electronics. Greenpeace (Informes)
– Proyecto the story of stuff. What you can do.
Electronics TakeBack. Intenta reparar antes de sustituir. (en inglés)
Revista Opcions:
   * Número 32:  Hablamos? Consumo consciente de móviles.
Número 33: Consumo consciente de empresas de telefonía móvil. 

Déjame que te cuente (Jorge Bucay)

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Dejando de lado la informática

Hace tiempo alguien me regaló (algo que he seguido haciendo) un buen libro: Cuentos para pensar, de Jorge Bucay.
Se trata de un libro que recopila (como su título indica) una serie de cuentos que invitan a la reflexión y permiten que cada una saque sus propias conclusiones/valores o las adapte a su situación actual.
De ahí me he animado a leer “Déjame que te cuente” y “Cuenta conmigo”, obras en las que el autor, psicoterapeuta gestáltico lleva las sesiones de su paciente Demián, al que plantea cuentos como terapia….. one moment, ¿psico qué? Un par de apuntes antes de seguir.

La psicoterapia gestalt es un tipo de psicoterapia, dentro de la corriente de la psicología humanista, que se centra más en el aquí y ahora, teniendo en cuenta la historia pasada de la persona pero sin ahondar en ella. Jorge Bucay es un psicoterapeuta argentino que actualmente se dedica a escribir libros (ha generado polémica uno de sus libros, por incluir texto de otra obra sin mención previa) y a dirigir la revista Mente Sana.
Aunque los libros de Jorge Bucay están catalogados como libros de “autoayuda”, creo que los que he mencionado en particular rompen con el “modelo” de libro de autoayuda, que muchas veces peca de engañifa basada en obviedades con las que curiosamente uno se siente identificado cuando las lee, pero que, una vez terminado el libro, si te he leeido ni me acuerdo.
En este caso pienso que los cuentos que nos invita a leer Bucay nos permiten reflexionar y sí, muchas veces nos hacen darnos cuenta de obviedades y cosas que ya sabemos, pero también son cosas que en realidad no paramos a cuestionar porque las llevamos realmente interiorizadas.
(Me viene que ni pintado el cuento “El elefante encadenado”)

Los cuentos ayudan a dormir a los niños y despiertan a los adultos.

Pero en esta entrada, quería compartir un fragmento del libro Déjame que te cuente , y en concreto un cuento que me ha llamado mucho la atención:

El leñador tenaz 

– No sé que pasa, Gordo. En la facultad no me va como a mi me gustaría.
¿Qué quiere decir eso?
– Que mi rendimiento va bajando “sin prisa pero sin pausa” desde que empezó el año. Mis calificaciones son siempre sietes y ochos, a veces algún nueve. Pero en los últimos exámenes, no he podido pasar de un seis.  No sé, no rindo, no me puedo concentrar, no tengo ganas.

– Bueno Demián, también tienes que tener en cuenta que estamos a finales de año. Quizá necesites un descanso.

– Pienso tomarme un descanso, pero todavía faltan dos meses para fin de año, y antes de eso es imposible. No puedo parar para tomarme unas vacaciones.

– A veces me parece que la civilización ha conseguido volvernos locos a todos. Domirmos de doce a ocho, comemos de doce a una, cenamos de nueve a diez…. En realidad, nuestras actividades las decide el reloj, no nuetras ganas. A mí me parece que para algunas cosas es imprescindible cierto grado de orden, pero para otras es absolutamente incomprensible obedecer el orden preestablecido.

– Como quieras, pero yo ahora no puedo parar.
– Pero siguiendo, me dices que tu rendimiento disminuye.

– ¡Debe de haber otra forma!

Había una vez un leñador que se presentó a trabajar en una maderera. El sueldo era bueno y las condiciones de trabajo mejores aún, así que el leñador se propuso hacer un buen papel.
El primer día se presentó al capataz, que le dio un hacha y le asignó una zona del bosque.
El hombre, entusiasmado, salió al bosque a talar. En un solo día cortó dieciocho árboles.

– Te felicito- le dijo el capataz. Sigue así.

Animado por las palabras del capataz, el leñador se decidió mejorar su propio trabajo al día siguiente. Así que esa noche se acostó bien temprano. A la mañana siguiente, se levantó antes que nadie y se fue al bosque. A pesar de todo su empeño, no consiguió cortar más de quince árboles.

– Debo de estar cansado- pensó. Y decidió acostarse con la puesta de sol.

Al amanecer, se levantó decidido a batir su marca de dieciocho árboles. Sin embargo, ese día no llegó ni a la mitad. Al día siguiente fueron siete, luego cinco, y el último día estuvo toda la tarde tratando de talar su segundo árbol.

Inquieto por lo que diría el capataz, el leñador fue a contarle lo que estaba pasando y a jurarle y perjurarle quese estaba esforzando hasta los límites del desfallecimiento.
El capataz le preguntó:
– ¿Cuándo afilaste tu hacha por última vez?
– ¿Afilar? No he tenido tiempo de afilar: he estado demasiado ocupado talando árboles.

– ¿De qué sirve, Demián, empezar con un enorme esfuerzo que pronto se volverá insuficiente?
Cuando me esfuerzo, el tiempo de recuperación nunca es suficiente para optimizar mi rendimiento. Descansar, cambiar de ocupación, hacer otras cosas, es muchas veces una manera de afilar nuestras herramientas. Seguir haciendo algo a la fuerza, en cambio, es un vano intento de reemplazar con voluntad la incapacidad de un individuo en un momento determinado.

Y es que, es imprescindible (y a veces resulta realmente difícil) saber parar y desconectar para retomar las cosas con ganas, energía y motivación; valorando así los resultados desde otra perspectiva.

Feliz descanso! 😉

Crónica del encuentro de voluntariado y practica L’off

Etiquetas

, , , , , , , , ,

El fin de semana del 20-21-22 de Abril nos juntamos en el albergue de Gernika personas voluntarias de las Ingeniería Sin Fronteras de Castilla León, Asturias, Cantabria, Madrid y País Vasco, estudiantes de la Universidad de Deusto que colaboran en la asociación en Bilbao y algunas personas que acudieron por su cuenta.

¿El motivo? El encuentro de voluntariado y la campaña Practica L’off: “Menos hiperconsumo y más derechos humanos”, promovida por Euskal Herriko MGI –  ISF País Vasco.
Un encuentro para incentivar el voluntariado y promover un consumo más responsable y sostenible desde tres líneas de actuación: energía, agua y soberanía alimentaria.

Además del programa en sí, la idea era que la campaña no se reflejara únicamente en las charlas y actividades, sino que intentásemos tener una actitud coherente durante el encuentro ese fin de semana, y para ello, entre otras cosas:

El menú fue hecho a medida por las trabajadoras del albergue con productos ecológicos de un grupo de consumo de Gernika, al que una de ellas pertenecía.

Aprovechamos los espacios del interior del albergue para reutilizar la exposición del agua de ISF- País Vasco que se realizó para el Día Mundial del Agua. El fin de semana pasado por agua no nos permitió poner la exposición de cocinas solares fuera como nos hubiese gustado.

Todo ello acompañado de las chapas y vasos de apoyo a la campaña, que habíamos preparado para el encuentro.

SÁBADO
La primera actividad del encuentro fue la dinámica del sábado por la mañana “el circo de las ideas”, que Tejo y Álvaro (ISF Asturias) habían preparado. El objetivo era facilitar un espacio para compartir nuevas ideas que, desde cada ISF o a título individual, iban surgiendo. Este brainstorming sacó nuevas ideas acerca de acerca de ser más creativos, realizar más acciones de calle, promover el software libre dentro y fuera de las ISF o cuidar el enfoque de género, entre otras.

Som energia gara El sábado por la tarde nos trasladamos al Gaztetxe de Gernika para escuchar la charla de Javier Zardoya, de ISF Navarra, acerca de Energia Gara. Esta cooperativa de energía renovable es una alternativa al actual sistema de producción y consumo de energía, ofreciendo la posibilidad de consumir energía verde a sus socios.

La siguiente charla la dio Raúl Pérez, que vino vestido para la ocasión como trabajador de una empresa americana de fracking. Fracking es un término anglosajón para referirse a la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional que consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre. Pero esta técnica tiene ciertas consecuencias: contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, alteraciones del paisaje y el terreno o contaminación del aire, entre otras. Y es que esta charla tenía mucho sentido ahora que en Araba se está planteando y se están haciendo pruebas con esta técnica.

La dinamización de Raúl, ayudó a ver las dos partes, tanto las “positivas” que él nos contaba como las que omitía pero que al final salieron y se debatieron, cuando explicó que aquello era solo un rol y que él no tenía nada que ver con ninguna empresa de fracking.

Gure eguneroko kontsumoa hausnartzeko aukera izan genuen, bai praktika txarrei buruzko eztabaideekin bai alternatiba berrien bilaketarekin,  partaidetza dinamiko eta eroso bati esker.

Por la noche pudimos disfrutar de la actuación  del “mentalistaDavid el mago, una actuación mágica, participativa y muy bien dinamizada. Más tarde esa noche y  coincidiendo ese fin de semana con el 75 aniversario del bombardeo de Gernika nos unimos al ambiente del pueblo.

DOMINGO
Empezamos el domingo por la mañana con el cineforum sobre soberanía alimentaria, con el documental, “De la mata a la olla”, que hilamos con la dinámica de la cena del día anterior. Para esta dinámica colocamos una serie de afirmaciones acerca de la soberanía alimentaria con la idea de debatirlas y colocarlas como correctas o incorrectas. Antes del cineforum que dinamizó Aitor Gómez, comentamos las que más nos habían llamado la atención y debatimos un poco antes de ver el documental.

Y por último, Esther Canarias, de INCYDE, nos preparó un taller sobre participación social en el que también debatimos una serie de afirmaciones acerca de lo que consideramos que es y/o no es la participación, y llegamos a conclusiones como que incluso la preparación o decisión de cómo se va a dar esa participación debería ser un paso previo a la propia participación.

Y con esta dosis de energía y reflexión nos volvimos el domingo por la tarde. Hurrengora arte!

* Echa un vistazo a las fotos del encuentro aquí
* Campaña practica L’off: Menos hiperconsumo y más derechos humanos
* Este artículo es una adaptación de los publicados en eBlog ISF Euskadi